viernes, 5 de febrero de 2010

Anécdotas de la captura de Portillo

Anécdotas de la captura de Portillo

Alguna vez oí decir por allí que: “Entre más arriba se siente una persona, más dolorosa es su caída”. La vida es un sube y baja. Es innegable e inevitable, por eso es importante mantener siempre los pies en tierra firme.
Por: Sylvia Gereda Valenzuela
  
Cuando esto no sucede, pasa lo que le acaeció al ex presidente Alfonso Portillo, quien hace unos pocos meses gozaba impune de sus millones. Asistía como el invitado de honor a los partidos de fútbol de Zacapa y alardeaba que formaría un partido que lo llevaría a ocupar una curul y luego, alcanzaría la Presidencia en el Congreso de la República.
¡Qué equivocado estaba! Con la solicitud de extradición que hizo el Gobierno de los EE.UU., bajo la administración Obama, su vida se le vino al suelo.

Durante varios días, he conversado con investigadores y agentes que fueron parte del comando que consiguió la captura de Portillo. Su historia es un reflejo de lo que pasa cuando el poder termina. “Las últimas 48 horas, Portillo la vivió solo. Quienes se decían sus amigos y protectores lo abandonaron. Pasó fugitivo de casa en casa y su captura parecía extraída de una novela de Hollywood. En más de cuatro ocasiones, las fuerzas de seguridad acertaron golpes en sus refugios de amigos o familiares de Zacapa, minutos después de que Portillo se diera a la fuga. En una ocasión hasta el cigarrillo que fumaba estaba prendido, relató un investigador”.

No fueron las fuerzas internacionales ni los comandos de alto impacto los que consiguieron la captura de Portillo. Más bien, fue el valor de una juez valiente de Izabal, que recibió un alerta al final de la noche sobre movimientos sospechosos de un grupo de hombres que rentaban una embarcación de alta velocidad para evacuar a algún “turista” de Punta de Palma, Izabal a Punta Gorda, Belice. Dos áreas alejadas de la vigilancia y fáciles de accesar en menos de 40 minutos. Un grupo de las fuerzas armadas se lanzó en la madrugada con el clima en su contra y sin tener ubicación exacta del último refugio de Portillo desafiando los riesgos de volar en helicóptero con el clima adverso.

¿Y qué fue lo que pasó? El relato de un agente que estuvo en la captura me dice: “Estábamos contra el tiempo. No encontrábamos a Portillo. Pero fue su vicio por el alcohol, su estado de ebriedad y su irresponsabilidad lo que permitió que luego de casi dos horas de búsqueda lo encontráramos en su recinto. Ya era casi el final de la mañana. El ex presidente estaba ebrio. En ropa interior y entonces, no hizo más que rendirse. Está prácticamente solo. Sus amigos lo habían abandonado”.

A más de una semana, en que Portillo duerme en prisión, su vida se ha convertido en una pesadilla. Ni los televisores, equipos de sonido, equipos de CD’s y computadoras que ilegalmente han ingresado a su celda del preventivo de zona 18 le han dado la paz. “Portillo no hace más que llorar tirado en su cama”, me comentó una fuente del sistema penitenciario. Seguramente su caída ha sido muy dolorosa, pero aún está por verse lo peor cuando sea extraditado a los Estados Unidos.

“¿Y qué fue lo que hundió a un Presidente que obtuvo la victoria más apabulladora de la historia reciente?, ¿cómo un hombre que tuvo en sus manos el poder cambiar el destino del país terminó siendo un delincuente?, ¿cuál fue su punto de inflexión donde su vida se perdió?”, esas han sido las preguntas que he hecho a varios de sus amigos y familiares con los que he hablado y todos coinciden. “Fue la ambición por el dinero desmedido. Fueron sus juntas con el general Francisco Ortega Menaldo, sindicado de formar parte de un grupo de militares del crimen organizado denominado “La Cofradía” y con Alfredo Moreno, capo del contrabando, quienes lo influyeron a saquear el país, creyendo que era su banco privado”, me dicen algunos.

Otros más aseguran que fue su relación con su amigo y secretario privado, Julio Girón, quien está impune; así como de Gustavo (el Coche) Figueroa, un viejo amigo de la DC, que según las fuentes habrían contribuido a lavar mucho del dinero.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada